KtraK en Leitariegos

Aquí os indico cómo fue el primer descenso con las bicicletas KtraK de www.bikenbabia.com, por una pendiente correspondiente a una pista roja de esquí; decir que la experiencia del “rider” en Mountain Bike es más bien poca…

La subida en el telesilla: hay que tener en cuenta que, aunque está permitido subir en el telesilla, no se debe entrar en pistas para evitar posibles choques con esquiadores y snowboarders, así como tomar medidas de seguridad.

La mejor forma de subirse es colocar la bici delante de nosotros y agarrarla por la tija del sillín y por la potenica o la orquilla, y al sentarnos en la silla apoyarla sobre nosotros.

No hay problema para bajar la barra del telesilla; aunque no es posible bajarla del todo, es suficiente para que impida que nos caigamos. Mediante un mosquetón y una pequeña correa de seguridad (de escalada), se asegura la bicicleta a la silla para que en ningún caso se nos pueda caer:

Se agradece la amabilidad del personal de la estación, por parar el remonte para facilitar la bajada; con un mínimo de práctica, esto no será necesario.

Ampliado para el detalle de cómo va colocada…

Aunque la mejor opción es el telesilla de dos plazas, ese día estaba cerrado, por lo que, al subir en el de 3, arriba toca desplazarse por una orilla y con cuidado, hasta llegar al inicio del fuera de pista (otra opción es salirte de la estación por el camino que lleva hasta el pueblo de Leitariegos). Próximamente se intentará probar un siistema para engancharnos al telesquí.

Por fin llegamos! La verdad que, aunque con KtraK se puede subir si las condiciones son buenas, se agradece haber subido así! 😉

La zona de bajada es una zona fuera de pista, entre las pistas El Tubo y Abedules

El espesor de nieve polvo es grande, y andando te undes por encima de las rodillas, incluso cuesta ir con esquís… por lo que al principio, en la parte más llana, cuesta pedalear porque se unde, aquí hay que echarle un par de h… 😉

Pero en cuanto tomamos algo de pendiente, no importa la cantidad de nieve, ya que esquiamos con la bici… A diferencia del uso para llanear, en el descenso por una pendiente así, se agradece que la nieve esté suelta y sin pisar, ya que nos ofrece más control que si fuera una pista de nieve dura.

Rápidamente le coges el tranquillo. La técnica es parecida a esquiar en nieve polvo; hay que tener paciencia y esperar a que el armatroste reaccione y vaya curvando poco a poco. Levantar el pedal del lado al que se gira e inclinarse hacia ese lado, ayuda mucho a completar el giro (lo mismo que en una curva en seco).

Un descanso… (bonito día eh…)

Igual que en el esquí y el snowbaord, no es raro caerse… (de esto no hay foto, pero aparece en el vídeo…)

La velocidad no es excesiva, gracias a que la nieve no está tan dura como en las pistas, pero si no quieres embalarte mucho, en la parte más pendiente conviene hacer diagonales (igual que en el esquí); la misma técnica para pararte, te pones de lado a la pendiente y derrapas algo con la rueda. Los frenos aquí no sirven de nada…

En la última parte la pendiente es menor, y con tanta nieve, pierdes velocidad; aquí te puedes ayudar del pedaleo para no pararte, es una ventaja respecto a los esquís… incluso si hay una pequeña subida, no pierdes la marcha aunque pierdas la inercia, gracias la pedaleo.

FIN…

El vídeo, aquí

–> Ver otros reportajes <–

lpPkf8FQ